Crisis de identidad

'dentity Crisis & Other Short Plays de Christopher Durang
Versión de Rafael Calatayud y Carlos Calvo-
Estrenada en 2009 | Teatre Talia

¿Crisis? ¿qué crisis? Ah, se refiere a esta crisis. Bueno, siempre hemos estado un poco en crisis, la crisis es lo que hace crecer a la persona. Ya sabes, los altibajos y eso de tocar fondo y resurgir de las cenizas.
Las crisis personales son mucho peor que las crisis en general, y las crisis de identidad ya son el colmo. Mejor pasarlas en familia, y por eso está aquí la actriz Mamen García, de regreso al hogar de La Pavana, para rematar estas hilarantes escenas familiares firmadas de nuevo por Durang (Bebé, Terapias).
Nada mejor que una lúcida carcajada para desmontar los males de nuestro tiempo, plasmados magistralmente a través de entrañables personajes a medio camino entre la locura y una mágica exactitud. Hijos, abuelos, madres, padres, amantes, condes franceses, psiquiatras, resueltos como identidades en perpetua crisis que expresan la secreta disputa de nuestro inconsciente con nuestras bienintencionadas fachadas. Bienvenidos a una comedia definitiva y musical, aguda y entrañable, que, de nuevo, al compás de una ácida carcajada, nos revela un poco más de nuestra maravillosa fragilidad..

Reparto

Xavo Giménez como Varios Resu Belmonte como Varios Víctor Lucas como Varios Juli Disla como Varios Mamen García como Varios

Creativos

Arreglos musicales: Victor Lucas Escenografía: Jaume Pérez Roldán Iluminación: José Martín Márquez Proyecto gráfico: Javier Ramos Vestuario: Alejandro Sáez de la Torre

Producción ejecutiva: J. Alberto Fuentes
Dirección: Rafael Calatayud
Compañía Asociada con -Teatres de la Generalitat Valenciana
Compañía Concertada -Ministerio de Cultura
Con el patrocinio de -Ajuntament de València
Premis Teatres Generalitat Valenciana
-Mejor Versión Rafael Calatayud y Carlos Calvo

Premis Teatres Generalitat Valenciana
-Mejor Actriz Mamen García

Premis Abril
-Millor Actriu Protagonista - Mamen Garcia (nominación)

Premis Abril
-Millor Versió - Carlos Calvo y Juli Disla (nominación)

Premis AAPV
-Millor Actriu - Mamen Garcia (nominación)

El nuevo montaje de La Pavana arranca grandes carcajadas al público, pero deja al mismo tiempo espacio para la reflexión sobre el secreto desajuste entre lo que somos y la imagen de nosotros que mostramos.

Agnese Sampietro (Valencia City - 23.03.2009)

Ver la crítica completa

Después de Titànic, Teràpies y Bebé, nos llega ahora este nuevo texto, Crisis de Identidad, que mantiene algunas de las constantes que ya se vieron en las antiguas producciones, como los diálogos rápidos y chispeantes, las situaciones disparatadas o directamente absurdas, el retrato impío de una sociedad mentalmente enferma… Mamen García, tan expléndida como siempre, Xavo Giménez, que se desborda en multitud de personajes, Juli Disla, simpatiquísimo en su papel de psiquiatra transexual, y Resu Belmonte, la infeliz y confusa hija, son quienes sostienen y le dan vida a esta humorística fábula.

Nel Diago (Cartelera Turia - 27.02.2009)

Ver la crítica completa

Mamen García. Todo parece escrito a propósito para sus registros. No se puede estar sin ella. Sin su ametralladora de gestos, ni sus puntos de vista. Extraordinaria en todos los sentidos: actriz, cantante, vis cómica, vis sentimental. A su lado, todo el elenco brilla y bulle en sus papeles. Se nota la mano de Rafael Calatayud para la dirección de actores, pero también para creación de un ambiente, de unas acciones que tienen como eje un rico y loco juego (con una sensación de espontaneidad muy bien trabajada). El resultado es un nutritivo vodevil psicológico, grotesco y burlesco, a un paso del cabaret musical

Quique Herreras (Levante - 25.02.2009)

Ver la crítica completa

Rafael Calatayud siempre tuvo una rara mezcla de olfato y de talento para resolver grandes momentos de comedia, que aquí se fusionan en una sucesión de escenas como de cabaré fingido. Cuatro personajes enloquecidos, que en realidad son muchos más, acompañados en directo por un pianista de cine, exponen algunas de sus locuras a fin de deshacerse de ellas. No lo conseguirán, por supuesto, pero en los 90 minutos de función el espectador podrá reirse de ellos, pero sobre todo con ellos, al hilo de estrafalarias ocurrencias (y personajes de fábula moderna) dichas con total naturalidad en un alarde de diálogos más cortantes que una navaje de afeitar.

Julio A. Mañez (El País - 24.02.2002)

Ver la crítica completa