Iván y los perros

Ivan and the dogs de Hattie Naylor
Versión de Juan V. Martínez Luciano / Victor Sánchez Rodríguez-
Estrenada en 2016 | Centre Cultural Mario Monreal de Sagunt

Iván y los perros, ocurrió. Fue una historia real, la historia de Iván Mishukov que con tan solo cuatro años tuvo que escapar de un padrastro que lo maltrataba y de su madre alcohólica que era incapaz de defenderle, y se echó a la dura calle del primer Moscú post-soviético donde la historia de Iván no era la excepción: cientos de niños se guarnecían del frío en las estaciones de metro junto a sus perros callejeros.
Iván ve en lo profundo de los ojos de cada perro algo tan grande que sólo puede nombrar a través de la metáfora: como si en los ojos de cada perro estuvieran todos los perros del mundo, conformando una camada global unida en salvaje hermanamiento.
Iván encuentra en sus perros el amor que el mundo le niega, por eso el texto es un alegato a encontrar lo humano en otro sitio cuando vemos que en el vecino, o en nosotros mismos, se ha evaporado. Un aullido necesario para estos tiempos..

Reparto

Nacho Sánchez como Iván

Creativos

Escenografía y vestuario: Mireia Vila Iluminación: Luis Perdiguero Movimiento & Ayudante de dirección: Cristina Fernández Música original: Luis Miguel Cobo

Producción ejecutiva: J. Alberto Fuentes
Dirección: Víctor Sánchez Rodríguez
Con la colaboración del Ajuntament de Sagunt -Ajuntament de València
Con el patrocinio de -Culturarts Generalitat Valenciana
En coproducción con -La Nau Escénica

El público habita, junto a Iván, todo un paisaje evocado con tres detalles escénicos y un espacio sonoro portentoso. Lo acompañamos desde nuestra imaginación, sufrimos con él, y nos emocionamos ante cada conquista. Hasta ese momento extático en el que Iván descubre que tiene alma de perro. No hay nada en el mundo más bonito que encontrar la noble pureza de un ser vivo.

Álvaro Vicente (Time Out Madrid - 29/09/2017)

Ver la crítica completa

La conjunción de los talentos del director de ese espléndido retrato generacional que era Nosotros no nos mataremos con pistolas y el intérprete de las esas joyas que son La piedra oscura o He nacido para verte sonreír se ha plasmado en un fascinante tour de force. La fría puesta en escena, con ese plástico que divide el escenario, perfectamente medida, nos guía a través de las palabras y los recuerdos de Iván.

Miguel Gabaldón (notodo.com - 08/06/2017)

Ver la crítica completa

La historia está relatada desde el “ahora”. Con desenfado, quitándole toda capa de efecto sentimentaloide. Iván ya ha crecido y nos cuenta su aventura. Para ello Nacho Sánchez usará sus armas de gran actor. La mirada de Nacho traspasa. Sus ojos grandes y expresivos, todo su inacabable lenguaje corporal, toda esa fuerza que desprende, conseguirá que el relato cobre vida ante nosotros. Hay que elogiar el trabajo escenográfico y de dirección. Con pocos, pero efectivos elementos, se subrayan las emociones.

Moisés C. Alabau (enplatea.com - 06/06/2017)

Ver la crítica completa

Un hombre solo en escena, pero en absoluto un mero monólogo. La cuidada producción tiene en cuenta la minuciosa calidad del texto dentro de un despliegue de voluntad escénica de teatro total que permite imaginar con claridad situaciones que sólo se describen, gracias a la dinámica tanto del actor como de la iluminación, la extraña escenografía, y sobre todo la esencial aportación de Luis Miguel Cobo en los múltiples detalles del espacio sonoro, creador a su vez de una música que cautiva, banda sonora con impulso cinematográfico que toca fibras muy sensibles que la representación rehúye con acierto. para no caer en el desgarramiento y seguir contando una historia con voluntad política.

Horacio Otheguy Riveira (Culturamas (culturamas.es) - 06/01/2017)

Ver la crítica completa

Mi alma es un perro

Esta historia real de “Iván y los perros” nos la interpreta magistralmente el actor Nacho Sánchez en el Teatro Español todas las tardes. Y nos llega al alma. Al perro.

Paloma Pedrero (La Razón - 30/05/2016)

Ver la crítica completa